Concurso real, medial e ideal de delitos

Concurso real, medial e ideal de delitos

(Ver nota in fine)

Concurso medial

El concurso medial de delitos se recoge en el articulo 77.1 CP; esto es, cuando existiendo 2 acciones, con 2 resultados, uno de ellos sea necesario para cometer el otro (concurso medial). Es decir, que un delito no pueda cometerse sin haberse cometido el primero. Debe ser un criterio objetivo el que determine esta necesidad, no meramente subjetivo. Es decir, hablamos de medio necesario (medial). Esta necesidad no ha de valorarse en abstracto y sí respecto al caso concreto. Ejemplo: falsificación de tarjeta y estafa.

La penalidad del concurso medial ha venido modificada con la L.O 1/2015, y se ha determinado modificando el art. 77.3 CP, que dice:

«…se impondrá una pena superior a la que habría correspondido, en el caso concreto, por la infracción más grave, y que no podrá exceder de la suma de las penas concretas que hubieran sido impuestas separadamente por cada uno de los delitos. Dentro de estos límites, el juez o tribunal individualizará la pena conforme a los criterios expresados en el artículo 66. En todo caso, la pena impuesta no podrá exceder del límite de duración previsto en el artículo anterior.»

Con ello parece buscarse un castigo más severo que al concurso ideal, pero inferior al concurso real. Modificación penológica que ha dado lugar a la Circular 4/2015 de la Fiscalía para su interpretación por los señores fiscales.

Concurso ideal

El concurso ideal de delitos se recoge en el articulo 77.2 CP; esto es, cuando un solo hecho constituya dos o más delitos. La base del concurso ideal la constituye la identidad del hecho y en definitiva, la unidad de acción; teniendo en cuenta que cuando la voluntad del sujeto afecta directa y fundamentalmente a la acción, mas no al resultado -previsto pero no directamente perseguido-, es decir, cuando se actúa con «dolo eventual«, estamos en presencia de un verdadero concurso ideal. Ejemplo: resistencia a la autoridad y lesiones.

La penalidad del concurso ideal se contempla en el art 77.2 CP, que dice:

«…se aplicará en su mitad superior la pena prevista para la infracción más grave, sin que pueda exceder de la que represente la suma de las que correspondería aplicar si se penaran separadamente las infracciones. Cuando la pena así computada exceda de este límite, se sancionarán las infracciones por separado.»

Concurso real

El concurso real de delitos se recoge en el articulo 73 CP, supone que al responsable de dos o más delitos o faltas se le impondrán todas las penas correspondientes a las distintas infracciones cometidas. Es la norma general.

Las reglas especiales para la determinación de la pena se completan en el CP con el delito continuado recogido en el art. 74 CP, que supone la realización de una pluralidad de acciones y omisiones, en un plan preconcebido o aprovechando idéntica ocasión,  que infrinjan el mismo precepto penal o de semejante naturaleza, y de cuya complejidad respecto a su forma imperfecta de ejecución ya se ha tratado en post aparte. Ejemplo: varias estafas seguidas contra la misma o distintas personas, utilizando un mismo plan (siempre que tengan nexo temporal, claro está).

Nota 1: en el despacho se ha conseguido la admisión a trámite de recurso de casación. Se trata de una condena por conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas del art 379.2 CP junto con condena por conducir careciendo de permiso del art 384 CP. El recurso pretende que el Fallo recoja una sola condena por aplicación del concurso ideal de delitos recogido en el art 77.1 CP. En la interposición del recurso se tiene en cuenta la Circular 10/2011, de 17 de noviembre, sobre criterios para la unidad de actuación especializada del Ministerio Fiscal en materia de seguridad vial, que se posicionaba a favor de  la aplicación del concurso ideal, así como sentencias dispares de Audiencias Provinciales ( Audiencia Provincial de Girona ECLI ES:APGI:2015:304; Audiencia Provincial de Madrid ECLI ES APM 2019:18323; en sentido favorable al concurso ideal la sentencia de la Audiencia Provincial de Almería ES:APAL.2017:393).

Como antecedente en delitos del mismo título, se dictó STS 419/2017, de 8 de junio, entendiendo compatible condenar por conducir ebrio (art 379.2 CP) y condenar por negativa a someterse a la prueba de comprobación de tasa de alcoholemia (art 383 CP).

Finalmente, con fecha 16.2.2022, se ha notificado STS admitiendo el recurso de casación, y si bien se rebaja algo la pena en este caso concreto, la aplicación de esta STS pudiera suponer una pena más alta en casos similares.

Escribe tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.