QUEBRANTAMIENTO DE TRABAJOS A BENEFICIO DE LA COMUNIDAD

(Ver nota in fine)

Los trabajos a beneficio de la comunidad (TBCs) se regulan en el Código Penal y, según su artículo 40, pueden tener una duración de un día a un año. Esta pena puede aparecer como independiente o como sustitutoria de otra principal. En caso de ser condición para la suspensión (art. 84.3º CP), la duración no podrá exceder de 2/3 de la pena principial.

Además, el artículo 53.1 del Código Penal habla de que si el condenado no satisfaciere la multa impuesta ni voluntariamente, ni por vía de apremio, quedará sujeto a una responsabilidad personal subsidiaria, que previa conformidad del penado -el Juez-, podrá acordar se cumpla mediante trabajos a beneficio de la comunidad.
El articulo 88.1 CP habla de que en determinadas condiciones del penado, mediante auto motivado, los jueces o tribunales podrán sustituir las penas de prisión que no excedan de un año por multa o trabajos a beneficio de la comunidad (artículo derogado).
Asunto algo más complicado es saber qué sucede cuando se incumple la realización de los trabajos a beneficio de la comunidad y procede aplicar a esa actitud el tipo penal de quebrantamiento de condena del articulo 468 CP.

TBCs comenzados y sin comenzar

Y es que no es lo mismo no empezar a hacer los trabajos, que interrumpirlos una vez comenzados. La primera de las cuestiones, la más controvertida, se ha resuelto manteniendo que como es precisa la aquiescencia del condenado para la imposición de la pena de TBCs hay incumplimiento; y, si hay incumplimiento equivalente a rechazo a la realización, hay quebrantamiento.
La regulación de los TBCs se hace en el artículo 49 del CP. En él se dice que se comunicará al Juez de Vigilancia Penitenciaria las incidencias producidas y en concreto, si «se ausenta, el penado, dos jornadas laborales, siempre que ello suponga un rechazo voluntario por su parte al cumplimiento de la pena». Redacción, como se ve, ambigua, que deja la puerta abierta al examen del caso concreto y valoración del Juez.

TBCs que sustituyen una pena principal

Pero si ya no es del todo claro discernir cuándo hay quebrantamiento o no de la pena de TBCs puede darse el caso de que se incumpla una pena de TBCs que sea sustitutoria de otra pena principal. En este caso como reproche penal a esa conducta pudiera ejecutarse la pena principal y, aún así, seguirse un procedimiento por quebrantamiento de la pena de TBCs.
En este último caso la aplicación del principio «non bis in idem» impedirá que una misma acción sea castigada de dos formas distintas y habrá que entender que el reproche penal queda agotado en la ejecución de la pena principal y no con una nueva sentencia condenatoria por quebrantamiento.
Nota 1: En octubre de 2018 se conoció el Acuerdo de Pleno No Jurisdiccional sobre competencia para conocer de los quebrantamientos de Trabajos a Beneficio de la Comunidad. El Pleno de 24 de octubre de 2018 trató sobre la competencia en caso de incumplimiento de trabajos en beneficio de la comunidad y el Acuerdo alcanzado fue el siguiente:
«El control de la ejecución de los trabajos en beneficio de la comunidad impuestos como condición de la suspensión de la pena de prisión, conforme a los arts. 80 y 84 del Código Penal, corresponde al órgano sentenciador (art. 86 CP). Para propiciar una solución uniforme respecto de los trabajos en beneficio de la comunidad impuestos como pena sustitutiva bajo la vigencia del derogado art. 88 del CP, cabe estimar que la competencia para declarar el incumplimiento también corresponde al órgano sentenciador. Ello en la medida en que la nueva regulación del art. 86 del Código Penal introduce criterios más amplios que pueden favorecer al penado, y no impone en cambio el automatismo de la regulación precedente, donde el incumplimiento determinaba la revocación de la
sustitución (art. 88.2 Código Penal)».
         (el énfasis es mío)

Escribe tu respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *